El objetivo de este estudio fue determinar el riesgo atribuible a la neumonía adquirida en la comunidad sobre la incidencia de insuficiencia cardíaca en todo el rango de edad de los pacientes afectados y la gravedad de la infección.
Fue un estudio de cohorte realizado en seis hospitales y siete departamentos de emergencia en Edmonton, Alberta, Canadá, durante 2000 hasta 2002. Los participantes fueron 4988 adultos con neumonía adquirida en la comunidad y sin antecedentes de insuficiencia cardíaca que se reclutaron prospectivamente y emparejaron por edad, sexo y entorno de tratamiento (hospitalizado o ambulatorio) con hasta cinco adultos sin neumonía (controles) o insuficiencia cardíaca previa (n = 23 060). Las principales medidas fueron el riesgo de ingreso hospitalario por insuficiencia cardíaca incidente o un punto final combinado de insuficiencia cardíaca o muerte hasta 2012, evaluado mediante análisis de riesgos proporcionales de Cox multivariables.
La edad promedio de los participantes fue de 55 años, 2649 (53.1%) eran hombres y 63.4% fueron manejados como pacientes ambulatorios. Durante una mediana de 9.9 años (rango intercuartil 5.9-10.6), el 11.9% (n = 592) de los pacientes con neumonía tuvo insuficiencia cardíaca incidente en comparación con el 7.4% (n = 1712) de los controles (razón de riesgo ajustada 1.61, intervalo de confianza del 95% 1,44 a 1,81). Los pacientes con neumonía de 65 años o menos tuvieron el aumento absoluto más bajo (pero el mayor riesgo relativo) de insuficiencia cardíaca en comparación con los controles (4.8% v 2.2%; razón de riesgo ajustada 1.98, intervalo de confianza del 95% 1.5 a 2.53), mientras que los pacientes con neumonía mayores de 65 años tuvieron el mayor aumento absoluto (pero el riesgo relativo más bajo) de insuficiencia cardíaca (24.8% v 18.9%; razón de riesgo ajustada 1.55, 1.36 a 1.77). Los resultados fueron consistentes a corto plazo (90 días) e intermedio (un año) y si los pacientes fueron tratados en el hospital o como pacientes ambulatorios.
En conclusión, los resultados muestran que la neumonía adquirida en la comunidad aumenta sustancialmente el riesgo de insuficiencia cardíaca a través de la edad y el rango de gravedad de los casos. Esto debe tenerse en cuenta al formular planes de atención post-alta y estrategias preventivas, y al evaluar los episodios posteriores de disnea.

Fuente:   BMJ 2017;356: j413