En muchas ocasiones los hábitos y estilos de vida se relacionan directamente con la carga de enfermedad y mortalidad, siendo factores evaluados y cuantificados en muchos estudios. Sin embargo, no es habitual evaluar la carga de enfermedad y mortalidad que se ha podido evitar gracias a un comportamiento específico. Este es el enfoque de un nuevo estudio cuyo objetivo era estimar la mortalidad prematura en la población evitada por la actividad física a escala global. Para ello, se obtuvieron datos previamente publicados sobre la prevalencia de actividad física (durante el periodo 2001-2016) y los riesgos relativos de mortalidad por todas las causas en 168 países.
Los datos fueron combinados por medio de simulaciones de Monte-Carlo para estimar los valores medios de fracción de prevención para la población (FPP) específica de cada país, correspondientes al porcentaje de mortalidad evitada, y sus respectivos intervalos de confianza (IC del 95%).
Utilizando los datos de mortalidad para todas las personas de un país de 40 a 74 años, los investigadores estimaron el número de muertes prematuras evitadas para todos los adultos y también en función del género. Los datos sobre las fracciones evitadas a nivel mundial se presentaron en función de las regiones de la OMS y según la clasificación de ingresos del Banco Mundial.
La FPP media global fue de 15,0% (rango: 6,6-20,5), lo que equivale a 3,9 millones de muertes prematuras evitadas anualmente (IC del 95%: 2,5-5,6). La región africana mostró la fracción de prevención media más alta: 16,6% (rango: 12,1-20,5), mientras que América obtuvo la más baja: 13,1% (10,8-16,6). De este modo, los países de bajos ingresos tienden a presentar mayores fracciones de prevención (media grupal: 17,9%; rango: 12,3-20,5) que los países de ingresos altos (14,1%; 6,6-17,8). Globalmente, la fracción de prevención media fue mayor en hombres (16,0%; 7,8-20,7) que en mujeres (14,1%; 5,0-20,4). De este modo, se puede observar que la prevalencia de actividad física actual ha contribuido a evitar la mortalidad prematura en todos países.
En conclusión, la estimación de la carga global media de mortalidad prematura evitada por la actividad física se sitúa en el 15,0%, lo que equivale a 3,9 millones de muertes evitadas anualmente. Los investigadores subrayan el uso de la FPP como complemento estadístico de la fracción atribuible de población en la promoción de comportamientos y estilos de vida saludables.

Fuente: Lancet Global Health