El cerebro extrae regularidades estadísticas de la información secuencial de nuestro entorno. Esto se conoce como aprendizaje estadístico (AE). El aprendizaje estadístico se considera una función innata del cerebro humano y contribuye a su propio desarrollo. En el marco de la codificación predictiva, este sistema de aprendizaje nos permite predecir un estado futuro para minimizar la reacción sensorial y resolver la incertidumbre alrededor del mundo. Mediante el aprendizaje estadístico auditivo, los humanos pueden comprender el lenguaje y la música. Un número creciente de estudios ha revelado que el entrenamiento musical clásico occidental optimiza el modelo de música probabilístico del cerebro y mejora la precisión de la incertidumbre perceptiva (entropía) en una melodía recién encontrada. Sin embargo, ningún estudio ha investigado cómo el entrenamiento musical modula el modelo probabilístico del ritmo y cómo influye la cultura musical.
Por ello, se llevó a cabo un estudio con el fin de investigar cómo el aprendizaje estadístico de secuencias temporales con y sin ritmo se refleja en las respuestas neuronales, y cómo el AE se modula por los dos tipos de entrenamiento musical en diferentes culturas: música clásica occidental y música clásica japonesa (Hougaku). La representación neural mostró evidencia de que los efectos del AE de la secuencia de latidos fueron prominentes en el hemisferio izquierdo. Este hallazgo fue mayor en los músicos clásicos occidentales y japoneses en comparación con los no músicos. Además, la entropía (incertidumbre) de las secuencias se correlacionó negativamente con los efectos neurales del AE, principalmente en el hemisferio izquierdo de los músicos clásicos occidentales y japoneses. Esto sugiere que, independientemente de la cultura musical, el entrenamiento musical puede facilitar el AE del ritmo. Sin embargo, los componentes neuronales específicos mostraron diferencias entre los grupos de músicos: un componente anterior, denominado P1, representaba la lateralización izquierda por incertidumbre perceptiva en ambos grupos de músicos, mientras que un componente posterior, denominado N1, representaba solo la lateralización izquierda solo en músicos japoneses clásicos.
Estos hallazgos pueden sugerir que los tipos de entrenamiento musical modulan de manera diferente la representación neural del AE temporal subyacente, particularmente el procesamiento global de la incertidumbre en lugar del procesamiento local de la probabilidad de transición.
El presente estudio arroja nueva luz sobre las implicaciones neurofisiológicas de la música en general y la música clásica y japonesa, en particular.

Fuente: Neuropsychologia