Las sustancias per- y polifluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés) son una familia de sustancias químicas antropogénicas ambientalmente persistentes, algunas de las cuales también persisten en el cuerpo humano. Han sido ampliamente utilizadas en muchos productos industriales y de consumo, como utensilios de cocina antiadherentes, envases de alimentos, ropa impermeable y espumas acuosas formadoras de películas.
Estos compuestos, especialmente el ácido perfluorooctanoico (el más estudiado) y el ácido sulfónico perfluorooctano (PFOS) se han identificado como disruptores endocrinos plausibles con el potencial de causar trastornos reproductivos. Este potencial para los trastornos de la reproducción está respaldado por los hallazgos en estudios de toxicología animal con efectos reproductivos en las hembras, incluyendo la función ovárica alterada, cambios histopatológicos en el aparato reproductor y esteroidogénesis de las células ováricas. Todos estos efectos es probable que se produzcan a través de la activación de varios factores transcripcionales, como los receptores activados por proliferadores peroxisómicos (PPAR).
En cuanto a los estudios epidemiológicos previos sobre PFAS y su posible relación con la menopausia natural realizados en humanos han mostrado resultados inconsistentes.
En este contexto, se llevó a cabo un estudio para investigar la asociación entre las PFAS y la menopausia natural incidental. Para ello se contó con la cohorte prospectiva de mujeres de mediana edad, Study of Women’s Health Across the Nation, (1999-2017), que incluyó a 1.120 mujeres premenopáusicas multirraciales de 45 a 56 años de edad.
Se cuantificaron las concentraciones séricas de PFAS por medio de cromatografía líquida de alto rendimiento con dilución isotópica y espectrometría de masas. La menopausia natural fue definida como el episodio de sangrado previo a, al menos, 12 meses de amenorrea no debida a cirugía o terapia hormonal. Se utilizaron modelos de riesgo proporcionales de Cox para calcular las razones de riesgo (Hazard Ratio [HR]) y los intervalos de confianza (IC) del 95%.
Las participantes contribuyeron con 5.466 años-persona de seguimiento, y 578 experimentaron menopausia natural. En comparación con el tercil más bajo, las mujeres en el tercil más alto en cuanto a las concentraciones séricas basales de PFAS, presentaron un HR para la menopausia natural de 1,26 (IC 95%: 1,02-1,57) para el ácido sulfónico de n-perfluorooctano (n-PFOS), (P= 0,03); HR: 1,27 (IC 95%: 1,01-1,59) para PFOS ramificado (P= 0,03); y HR: 1,31 (IC 95%: 1,04-1,65) para ácido n-perfluorooctanoico (P= 0,01). Las mujeres se clasificaron en cuatro grupos según la concentración global de PFAS: baja, baja-media, media-alta y alta. En comparación con el grupo de concentración baja, el grupo de concentración alta mostró un HR de 1,63 (IC 95%: 1,08-2,45), lo que equivale a 2,0 años de media de antelación de la menopausia natural.
En conclusión, el estudio sugiere que las concentraciones séricas de PFAS se asocian con una menopausia natural más temprana, un factor de riesgo para la salud de la mujer en la edad adulta.

Fuente: The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism