Comprender los patrones potenciales en los parámetros poblacionales futuros es crucial para la planificación en función de la edad de la población, las necesidades de recursos y atención médica, y los entornos ambientales y económicos.
Los patrones de fertilidad son un parámetro clave para la estimación del tamaño de la población futura, si bien la incertidumbre y las diversas metodologías de estimación y pronóstico llevan a diferentes proyecciones sobre la población mundial. Los cambios en el tamaño de la población y la estructura de edad podrían tener profundos impactos económicos, sociales y geopolíticos en muchos países.
En un nuevo estudio llevado a cabo por un grupo internacional de investigadores, se desarrolló un nuevo método para pronosticar la mortalidad, la fertilidad, la migración y la población mundial. También se evaluaron los posibles efectos económicos y geopolíticos de los futuros cambios demográficos. Para ello, se establecieron modelos sobre la población futura en escenarios de referencia y alternativos en función de las tasas de fertilidad, migración y mortalidad.
Se estimó una tasa de fertilidad total (TFT) global en el escenario de referencia de 1,66 (IC del 95%: 1,33-2,08) en 2100. En este escenario de referencia, se proyectó que la población mundial alcanzaría su punto máximo en 2064, llegando a 9,73 mil millones de personas (8,84-10,9) y disminuiría hasta 8,79 mil millones (6,83-11,8) en 2100. Las proyecciones de referencia para los cinco países más grandes en 2100 fueron: India (1,09 mil millones [0,72-1,71], Nigeria (791 millones [594-1.056]), China (732 millones [456-1.499]), EE. UU. (336 millones [248-456]) y Pakistán (248 millones [151-427]). Los resultados también sugirieron una estructura de edad cambiante en muchas partes del mundo, con 2,37 mil millones (1,91-2,87) de individuos mayores de 65 años y 1,70 mil millones (1,11-2,81) de individuos menores de 20 años para 2100 en todo el mundo. Para 2050, se pronosticó que 151 países tendrían una tasa de fertilidad más baja que el nivel de reemplazo (TFT <2,1), y 183 tendrían una TFT más baja que el reemplazo para 2100. Por otro lado, hasta 23 países, incluyendo Japón, Tailandia y España, tendrían una disminución de la población superior al 50% de 2017 a 2100. De igual modo, se pronosticó que la población de China disminuiría en un 48% (−6,1 a 68,4). También se pronosticó que China se convertirá en la economía más grande para 2035, pero a su vez, EE. UU. Retomaría de nuevo el liderazgo económico en 2098.
Finalmente, los escenarios alternativos sugirieron que el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para la educación y la anticoncepción determinaría una población global de 6,29 mil millones (4,82-8,73) en 2100 y una población de 6,88 mil millones (5,27-9,51) al asumir tasas de cambio del percentil 99 en estos factores.
En definitiva, los hallazgos del estudio sugieren que las tendencias en el nivel educativo femenino y el acceso a la anticoncepción acelerarán la disminución de la fertilidad y disminuirán el crecimiento de la población. Una TFT sostenida inferior al nivel de reemplazo en muchos países, incluidos China e India, tendría claras consecuencias económicas, sociales, ambientales y geopolíticas. Las opciones de políticas para adaptarse a la baja fertilidad continuada, mientras se mantiene y mejora la salud reproductiva femenina, serán cruciales en los próximos años.

Fuente: The Lancet