Varias herramientas pueden proporcionar una evaluación confiable y precisa del prurito, incluida la escala visual analógica (VAS), la escala de calificación numérica (NRS), la escala de calificación verbal (VRS) y los cuestionarios multidimensionales como la Escala de gravedad del prurito (ISS). Sin embargo, ningún método único se considera el estándar de oro.
El objetivo de este estudio fue evaluar la validez y fiabilidad de VAS, NRS, VRS e ISS y su correlación con un instrumento de calidad de vida específico para el prurito: ItchyQoL.
Un total de 419 pacientes (215 hombres y 204 mujeres) con prurito crónico (edad media, 46,58 años) registraron su intensidad de prurito en VAS, NRS, VRS e ISS. La fiabilidad de la nueva prueba se analizó en una segunda evaluación 3 horas después de la evaluación inicial. Todos los participantes respondieron el cuestionario ItchyQoL.
Se encontró una fuerte correlación entre VAS, NRS y VRS. ISS mostró una baja validez de intercorrelación con estas herramientas. Sin embargo, ISS se correlacionó más fuertemente con Itchy-QoL. Los puntajes de confiabilidad de reevaluación fueron similares para VAS, NRS y VRS, pero inferiores a los puntajes obtenidos para ISS. Cabe mencionar que se observaron limitaciones en el estudio que incluyen la heterogeneidad de los pacientes y el sesgo producido por el recuerdo.
Concluyeron que la evaluación del prurito es desafiante debido a los síntomas subjetivos y la naturaleza multifactorial. Por lo tanto, se necesitan más estudios para determinar la mejor estrategia para evaluar la intensidad del prurito.

Fuente: J Am Acad Dermatol, Jan 2020, 82(1): 80-86